“Panza chelera” es un mito; revelan beneficios de la cerveza.

Por años la cerveza ha sido satanizada, considerándola una bebida llena de calorías y con altas concentraciones de levadura que supuestamente sería la causante de las “barrigas cheleras”; sin embargo, esto es muy injusto y hay pruebas científicas que lo demuestran.De entrada la cerveza ni es tan dañina, ni hace engordar de forma considerable como se piensa. Eso sí, debe ser consumida  de forma moderada. Pero vayamos por partes.

De acuerdo con el Colegio Oficial de Médicos de Asturias, el consumo moderado de cerveza, hasta medio litro diario, asociado con una dieta equilibrada no sólo no engorda sino que reduce el riesgo de diabetes e hipertensión. Según estos médicos, el modelo de hombres o mujeres con abdomen sobredimensionado se origina a la ingesta, no sólo de grandes cantidades de cerveza, sino de comida rica en grasas saturadas y con una actividad física casi nula.

Los especialistas españoles analizaron el patrón de consumo de su país y lo compararon con el estadounidense, encontrando diferencias significativas en la dieta. Mientras que los anglosajones se dirigen más a una combinación de cerveza con carbohidratos, los europeos llevan una dieta mediterránea. La diferencia en cuanto al peso de los consumidores de cerveza en ambos países es evidente, lo que demuestra que, consumida con moderación y acompañada con una dieta equilibrada (como en el caso de los españoles), no produce aumento de peso corporal ni acumulación de grasa en la cintura.

Y es que, en realidad, la cerveza tiene menos calorías por cada 100 mililitros que otras bebidas como el vino, licores e incluso el jugo de naranja. “La cerveza tiene la imagen de llevar altas calorías y mucha grasa y eso es muy injusto”, asegura la Dra Kathryn Sullivan, autora del libro titulado Cerveza y calorías: una revisión científica. Cierto es que el consumo de altas cantidades de cerveza hace que subas de peso, pero lo mismo podría ocurrir si tomas galones enteros de agua azucarada, refresco, vino o cualquier otra bebida.

La cerveza tiene un 80% de agua, además contiene vitaminas, fibra, hierro, antioxidantes y minerales como el silicio que reducen el riesgo de osteoporosis. Los beneficios anteriores son observados en un consumo moderado. La dosis recomendada por los médicos es de dos vasos diarios para las mujeres y de tres para los hombres, con comidas equilibradas y siempre que las personas realicen una vida normal, con algo de ejercicio.

panza

Anuncios